Los aeropuertos españoles recibieron en los siete primeros meses del año 52,1 millones de pasajeros internacionales, un 3,9 % más, de los que un 54 % llegó en una aerolínea de bajo coste, y un 46 % lo hizo en una tradicional (casi 24 millones, un 0,3 % más).

El 79,3 % del flujo aéreo provino de la Unión Europea (UE), un aumento del 2,8 %, mientras el 20,7 % restante registró un incremento del 8,2 %.

Sólo en julio, los aeropuertos españoles recibieron 10,3 millones de pasajeros internacionales, un 1,2 % más que un año antes, de los que el 53 % (5,5 millones) eligió una aerolínea de bajo coste, lo que representó un aumento del 1,6 %.

Los pasajeros de compañías tradicionales presentaron una subida del 0,8 % y concentraron el 47 % (4,9 millones) del flujo total.

Tendencias

Las low cost Ryanair, Easyjet y Vueling acapararon el 34,2 % del flujo aéreo de pasajeros internacionales recibido en España en julio y el 64,6 % de los que volaron en alguna de las compañías de bajo coste.