Rajoy ha recordado que el Puente de Rande, que ahora se amplía, terminó de construirse en 1978 y que, precisamente hace 40 años, "los españoles también pusimos en marcha una de las obras más deslumbrantes de la arquitectura política del siglo XX, nuestra Transición, que fue un excepcional puente de reconciliación y concordia por el que hemos transitado los mejores años de democracia y modernización en España".

Además, ha añadido el presidente, hoy se cumplen 25 años de la entrada en vigor en España del Tratado de Maastricht. "Es una efeméride que nos recuerda nuestra vocación europea y lo mucho que ha avanzado España en el espacio social, político y económico de la Unión. Los grandes proyectos, como el de la construcción europea y el de las grandes infraestructuras, como este Puente de Rande, impulsan nuestra prosperidad, dan respuesta a la demanda social de movilidad y conectividad y contribuyen a la vertebración territorial de España".

Motivos para el optimismo

En su intervención, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que 2017 no ha sido un año fácil y, sin embargo, "el conjunto de la economía española ha mantenido una sólida expansión y hemos crecido por encima del 3 por ciento por tercer año consecutivo".
Según Mariano Rajoy, existen motivos para el optimismo "porque la economía española lleva cuatro años encadenados de crecimiento y, lo más importante, creamos empleo. Por primera vez desde hace 8 años ya somos 19 millones de ocupados, una cifra que no se lograba en España desde el tercer trimestre de 2009".

"Hemos hecho lo más difícil: superar la crisis y retomar la senda de prosperidad y estamos en condiciones de conseguir el objetivo de ser 20 millones de personas trabajando a finales de 2019. Queremos que la recuperación llegue a todos y, con ese propósito, acabamos de firmar con los agentes sociales un pacto para subir el salario mínimo un 20 por ciento en tres años", ha subrayado Rajoy.

El presidente del Gobierno ha resaltado que "la economía española es hoy mucho más competitiva y está más volcada al exterior y nuestro principal sector exportador, el turismo, ha vuelto a superarse a sí mismo".

Mariano Rajoy ha insistido en que los esfuerzos del Gobierno "están y estarán orientados a la generación de empleo y prosperidad y en el mantenimiento de la estabilidad, la certidumbre y la seguridad que hacen posible la mejora del bienestar de todos. Tengan por seguro -ha señalado el jefe del Ejecutivo- que el Gobierno seguirá trabajando al servicio del interés general pensando siempre en las personas porque esta es la única forma posible de entender la política".

Compromiso con Galicia

Rajoy ha asegurado que quiere que el AVE llegue a Galicia y ha manifestado el firme compromiso de su Gobierno de finalizar las obras del corredor de Alta Velocidad en 2019, "pero antes, en 2018, nos proponemos acabar el tramo entre Zamora y Pedralba", ha matizado.

Además, el presidente ha destacado "la reciente decisión del Consejo de Ministros de asumir el coste de la bonificación que hasta ahora abonaba la Xunta para diversos tramos de la autopista AP-9, que a lo largo de todo el periodo de la concesión alcanzará los 400 millones de euros". Y en referencia a los aeropuertos, Rajoy ha señalado que se hará una inversión total de 50 millones de euros en los próximos 4 años.

"Galicia está en marcha y crece y su impulso es el de España. Sus infraestructuras son un claro ejemplo", ha concluido el presidente.