María Pagés

La coreógrafa y bailadora María Pagés, acompañada por seis músicos, presenta los próximos días 28 y 29 de septiembre en el Teatro Guimerá el espectáculo ‘Óyeme con los ojos’, según informó el tercer teniente de alcalde y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz, José Carlos Acha.

El edil resaltó que el espectáculo se inspira en los poemas de los sufíes y místicos Ibn Arabi, Jalal Eddine Rumi, san Juan de la Cruz, Fray Luis de León, Mario Benedetti, Tagore y el poema ‘Sentimientos de ausente’ de la poetisa mexicana sor Juana Inés de la Cruz.

‘Óyeme con los ojos’ se construye en torno a escenas simbólicas y dramatúrgicamente muy marcadas, tanto por la coreografía como por la música que constituye por sí sola un personaje dramático fundamental.

Su singularidad reside en que la historia y la palabra, el ritmo y el cante, la melodía y el zapateado, la percusión y la voz, interactúan con fluidez alimentados por sutiles pinceladas de humor e ironía.

El espectáculo, que forma parte de la programación del área municipal de Cultura comenzará a las 20:30 horas Madurez María Pagés narra la vida y las inquietudes espirituales y existenciales de un personaje femenino, cuya vida está marcada por el baile y la coreografía como vocación ética y valentía para revelarse tal como es. Una mujer a la que no le sorprende ni le asusta su humanidad.

En ella interactúan con fluidez historia y palabra, ritmo, cante y melodía, zapateado y percusión, voces viriles y delicadas, humor, ironía y compromiso a borbotones con la vida.

La madurez del personaje le aporta la suficiente distancia ya que a sus 53 años la coreógrafa sevillana reflexiona con serenidad sobre la vida, el baile, el deseo y el cuerpo, con sus fascinantes facultades e infinita fragilidad.

Si hay algo que pueda definir la singularidad creativa poliédrica de María Pagés es su arraigado sentido ético de la cultura. Ella crea porque está convencida de que el arte lleva, en su esencia y en la emoción que lo produce, un profundo compromiso con la vida y con la memoria, tomada en su sentido orgánico, integradora de la singularidad del yo y de la diversidad del otro.

Utilizando los códigos fundamentales del lenguaje flamenco e investigando dentro y fuera del mismo, Pagés ha demostrado ser una pionera en el entendimiento del flamenco como un arte en evolución, contemporáneo y vivo. Ha superado en sus coreografías las diferencias culturales, convencida de que el diálogo entre los lenguajes artísticos favorece una mayor comprensión de la verdad orgánica del arte y de la vida.