El Cabildo de Tenerife, a través de Auditorio de Tenerife, produce su tercer título de teatro musical, Sunset Boulevard. En esta ocasión, gracias a un nuevo acuerdo con The Really Usefull Group Ltd, la productora del compositor Andrew Lloyd Webber, responsable de partituras tan importantes como El Fantasma de la óperaJesucristo Superstar o Evita, da un salto cualitativo con respecto a las producciones anteriores.

La obra estará protagonizada por Paloma San Basilio, la gran dama del teatro musical en España, y se estrenará por primera vez en castellano durante las próximas navidades en el Auditorio de Tenerife Adán Martín. Se realizarán ocho funciones los días 27, 28, 29 y 30 de diciembre de 2017 y 1, 2, 3 y 4 de enero de 2018 a las 20:30 horas. Las funciones correspondientes al mes de diciembre formarán parte de la programación de Festival de Tenerife.

Esta producción se presentó hoy [martes 4] con José Luis Rivero, director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas; Jaime Azpilicueta, director artístico y Julio Awad, director musical de la partitura de Webber. Rivero recordó que el Auditorio de Tenerife marca una tendencia que empezó con Jesucristo Superstar y que “ahora llega a cuotas de calidad altísima con este musical”. Para el director insular de Cultura, “el epicentro de este musical tan solicitado es Paloma San Basilio, pero las audiciones están dejando el listón muy alto”. Se refirió a Jaime Azpilicueta y Julio Award como “hijos adoptivos de Tenerife” y remarcó el relevante papel que tiene el equipo de caracterización con Geni Afonso, de vestuario con Leo Martínez y de coreografía con Ezequiel Dibelo.

Por su parte, Jaime Azpilicueta puso en relevancia la evolución que ha hecho el equipo desde el primer musical. “Los candidatos nos han sorprendido por su valía artística” en las audiciones que se realizan estos días en Sala de Cámara, con 93 aspirantes para conseguir un equipo de 30 artistas. Para Azpilicueta, Sunset Boulevard es una obra “difícil, arriesgada y la más teatral de todas las de Andrew Lloyd Webber”. Para el director artístico en esta producción “el riesgo es extremo, pero siempre podremos decir que nosotros hemos sido los primeros”. Comentó además que el musical es una obra contada en flashback que retrata la vida de Hollywood a través de una escenografía única, la obra comienza como si una cámara filmara desde el agua –el personaje que relata la historia aparece muerto en la piscina- y luego, todo gira en torno a una escalera que se modula según la psicología de los personajes. “Todo es muy cinematográfico, Norma Desmond no vive, actúa, como si tuviera que traspasar la pantalla”. Azpilicueta manifestó en primicia que el musical abrirá la temporada 2018/19 de la Gran Vía de Madrid.

El director musical, Julio Awad, expuso las virtudes de la partitura y su gran complejidad, además, destacó “el talento canario que nos hemos encontrado en las audiciones”. Afirmó que en Auditorio de Tenerife “se está creando un ambiente creativo muy interesante” e indicó que es muy importante recordar que la obra se escuchará con música en directo y con una gran orquesta “es un proyecto que va a sorprender”.