La iniciativa del área Tenerife 2030 estuvo dirigida a jóvenes de 12 a 17 años, quienes desarrollaron una docena de proyectos innovadores

El Cabildo de Tenerife, a través del Parque Científico y Tecnológico de Tenerife (PCTT), congregó a 50 jóvenes de 12 a 17 años en los tres laboratorios gratuitos de innovación INLabs de Carnaval celebrados en Santa Cruz de Tenerife, Adeje y La Orotava. Los jóvenes desarrollaron 12 proyectos innovadores en materias relacionadas con el transporte, la industria, la energía y la autonomía personal.

Esta iniciativa, que es de carácter gratuito, se enmarca en el área Tenerife 2030 del Cabildo con el que la Corporación insular pretende que los participantes aprendan de una forma lúdica y mediante la gestión de retos y con el apoyo de las habilidades tecnológicas competencias como el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y la resolución creativa de problemas.

El consejero del área Tenerife 2030, Antonio García Marichal, señala que “los INLabs son acciones que se desarrollan a lo largo del año comprendidas dentro de la programación de la Escuela de Innovación que desarrolla el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife y permiten a los jóvenes descubrir y experimentar el mundo de las nuevas tecnologías potenciando su creatividad a través de talleres dinámicos”.

Los talleres INLabs se desarrollaron en el espacio TFCoworkIN del PCTT ubicado en la dársena pesquera de Santa Cruz de Tenerife  y las Casas de la Juventud de La Orotava y Adeje, respectivamente. En esta ocasión, los participantes desarrollaron proyectos relacionados con la autonomía personal, industrial, energética y de transportes.

Los jóvenes de Santa Cruz de Tenerife presentaron un dron atrapa niebla que optimiza el aprovechamiento del agua condensada; una rueda imantada que gira por la acción de un electroimán para transporte más económico y sostenible; un dron de atención de emergencias equipado con cámara y botiquín; un cubo de basura inteligente que ayuda a reciclar desechos con una unidad de procesamiento central que distingue los materiales; un vehículo autónomo y ecológico de limpieza y saneamiento de calles; y huertos urbanos hidropónicos con el complemento de tanques de peces de autoabastecimiento para aprovechar el agua.

Por su parte, en La Orotava realizaron una guagua con motor eléctrico y paneles solares, un dron para los incendios con cámara, sensores de contacto y movimiento y placas solares y una bovina movida por hélices imantadas y un dron marino autónomo detector de vertidos de hidrocarburos con sensores en las hélices movidas por energía mareo-motriz.