Los hoteleros quieren recordar a los nuevos responsables de este organismo que “el mantenimiento del empleo y la actividad en las zonas turísticas de España” es uno de los pilares fundamentales en las que se sostiene este programa de vacaciones y que si se rompe este equilibrio, incluyendo viajes que no revierten ninguna rentabilidad para el Estado español, “incluso generan un perjuicio, no forma parte del concepto de Vacaciones Sociales que con tanto éxito se ha desarrollado hasta el momento”.  

“Es cierto que la mejora de la calidad de vida de los mayores es otro de los pilares fundamentales, pero no se puede olvidar que los trabajadores que mantienen su puesto de trabajo en España es el otro contrapeso necesario. Desde CEHAT queremos recordar que los 69 millones de euros que el Gobierno invierte en este programa se convierten en más de 100 millones de recaudación por cuotas de seguridad social, impuestos y prestaciones por desempleo que se dejan de pagar”, recalcan en su comunicado.

Además, los empresarios turísticos subrayan que la recaudación “se dejaría de ingresar si se favorecen los viajes al extranjero porque todos los beneficios se quedarían en el país receptor sin que ni los trabajadores españoles, ni la hacienda pública ni las empresas puedan recibir mejoras con este programa”.  

Los hoteleros españoles consideran que esta idea “es de lo más injusta para todas las empresas que han sostenido el programa durante los últimos 30 años”. “Queremos recordar a los nuevos responsables -añaden en su comunicado- que en ningún país europeo se va a poder contratar una habitación de hotel al ridículo precio de 45€ con IVA y pensión completa incluida para dos personas (22,50 € por persona), que es el precio que actualmente se contrata en España, por lo que destinar un mayor presupuesto a viajes que no tienen ningún retorno”, lamentan en su comunicado.

Para los empresarios la mera intención del Imserso de plantearse un lote del Imserso para viajes por Europa es “casi insultante”. “Si existe posibilidad de destinar un mayor presupuesto, exigimos que este se aplique a mejorar tanto la oferta de plazas como la retribución por cliente del sector hotelero español, porque precisamente, el presupuesto del programa sale de nuestros impuestos y cotizaciones”.