Resultado de imagen de hoteles

El año 2017 cierra con una inversión hotelera histórica en España que superará los 3.700 millones de euros destacando entre las grandes operaciones inmobiliarias los 14 activos de HI Partners que Sabadell vendió a Blackstone por 630 millones o la compra del mítico Edificio España de Madrid por parte de la cadena RIU por 272 millones.

La inversión hotelera ha marcado un récord histórico, animada por el 'boom' turístico, con ocupaciones cercanas al 70% de media y con incrementos de tarifas también superiores al 5% lo que ha llevado a crecimientos en los ingresos también cercanos al 7%. Los fondos de inversión y las socimis son las grandes protagonistas, además de las grandes cadenas.

En España se han transaccionado 190 activos hoteleros, un 23% más que en 2016, lo que supone un crecimiento del 25% en cuanto al número de habitaciones vendidas, llegando a las 28.000, a lo que habría que sumarle las 2.200 futuras habitaciones en edificios y proyectos ya vendidos que se encuentran en construcción.

Madrid y Barcelona, pese a la difícil coyuntura de los últimos meses y la moratoria, son las dos ciudades donde se han concentrado este año las principales operaciones

Madrid y Barcelona, pese a la difícil coyuntura de los últimos meses y la moratoria, son las dos ciudades donde se han concentrado este año las principales operaciones en el segmento urbano: así la capital española ha acaparado un 19% de la inversión total y la Ciudad Condal, un 12%, según datos de la consultora hotelera Christie & Co.

Pese a ello, otros mercados secundarios como Valencia, Sevilla o Bilbao han empezado a despertar el interés por parte de los inversores. Canarias y Baleares están a la cabeza de inversiones realizadas, con un 23% y un 12%, respectivamente de inversión total.

Las operaciones de hoteles en desarrollo para proyectos singulares han sido la nota predominante en Madrid. Destaca por encima de todas el desembarco de RIU en la capital con la compra del Edificio España para un nuevo hotel de lujo de 650 habitaciones.

La cadena mallorquina rehabilitará el famoso edificio madrileño, situado cerca de la Gran Vía, manteniendo la fachada del inmueble, motivo por el que su anterior propietario, el grupo chino Wanda, renunció al proyecto. El nuevo 'Riu Plaza' que abrirá en 2019 ocupará 24 plantas del Edificio España, que tiene 27 alturas, mientras que el resto se destinarán a uso comercial.

En Barcelona, por el contrario, la moratoria hotelera que se inició en julio de 2015 ha limitado mucho el desarrollo de nuevos hoteles por lo que las operaciones se han limitado a los hoteles existentes y el elevado precio por habitación alcanzado en las operaciones registradas. Las principales transacciones ha sido la compra del Hilton Diagonal Mar por AXA por 150 millones de euros y del Silken Diagonal por Benson Elliot y Highgate por 80 millones.

El ataque terrorista de las Ramblas del pasado 17 de agosto apenas tuvo influencia sobre las inversiones ni las reservas

El ataque terrorista de las Ramblas del pasado 17 de agosto apenas tuvo influencia sobre las inversiones ni las reservas pero la incertidumbre política no ha colaborado a que los inversores se animen a seguir invirtiendo en la Ciudad Condal.

El próximo 10 de enero el consejo de administración de NH Hotel Group adoptará una "resolución definitiva" sobre la oferta planteada por Barceló para fusionar sus negocios.

Si prosperase la fusión, Barceló contaría una participación del 60% del nuevo grupo, un gigante hotelero que cotizaría en Bolsa con más de 600 hoteles en todo el mundo, y superando a Meliá, principal hotelera española. En su oferta, Barceló valora NH en 2.480 millones de euros a razón de 7,08 euros por título.

En el consejo de NH no se sienta su principal accionista, el grupo inversor chino HNA, con el 29,5% de capital, que perdió la demanda contra la cadena por el cese de los cuatro representantes de la compañía china, lo que permitió a los fondos de inversión presentes en el accionariado hacerse con el control de la hotelera española.  

Este también ha sido un año intenso para el alquiler de pisos turísticos vacacionales y tras varios episodios de 'turismofobia' registrados el pasado verano, sobre todo en la ciudad de Barcelona, ha comenzado una regulación más firme a la expansión imparable de este tipo de alojamiento que puede poner en peligro la sostenibilidad del turismo.

En 2017, Año Internacional del Turismo Sostenible declarado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) se han aprobado normativas específicas en La Rioja y Baleares y están en proceso para 2018 las de Cantabria, Castilla-La Mancha y Murcia, y en trámite en Valencia.

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid también han anunciado que regularán las viviendas de uso turístico con licencias especiales y un censo para ellas. Mientras que en Barcelona las principales plataformas de alquiler vacacional se han unido al Ayuntamiento de la ciudad para ofrecer "alojamientos con garantías".

El Gobierno ha aprobado, en el último Consejo de Ministros del año, la norma por la que se obligará a las plataformas de alquiler de viviendas de uso turístico, como Airbnb, HomeAway, Wimdu o Niumba, a enviar a la Agencia Tributaria a partir del próximo mes de julio la información relativa a los propietarios y los clientes. También habrá medidas de regulación para Uber y Cabify, y sobre alquiler de vehículos y viviendas en general.

La entrada en vigor, que está prevista para julio, conllevará la obligación de las plataformas de alquiler turístico de presentar informes periódicos sobre el titular de la vivienda y la identificación del inmueble. Asimismo, se deberá informar de los días de disfrute de la vivienda con fines turísticos y el importe percibido.