Martín Berasategui y Paolo Casagrande celebrando la tercera estrella

El restaurante Lasarte del Monument Hotel de Barcelona, embajada gastronómica de Martín Berasategui en la capital catalana, se ha convertido en el primer restaurante con tres estrellas Michelin de la historia de la ciudad. Comandado por el chef italiano Paolo Casagrande, su carta combina desde 2006 algunos de los platos más célebres de la casa madre con otras propuestas exclusivas del establecimiento.

Pero la lluvia de estrellas de la Guía Michelin 2017  la mayor de los últimos 25 años— deja también muchas novedades en el apartado de nuevos dos estrellas: L’Escaleta de Kiko Moya (Cocentaina, Alicante), BonAmb de Alberto Ferruz (Xàbia, Alicante), DSTAgE de Diego Guerrero (Madrid), Annua de Óscar Calleja (San Vicente de la Barquera, Cantabria) y Cenador de Amós de Jesús Sánchez (Villaverde de Pontones, Cantabria), consiguen hacerse con la segunda estrella Michelin.

Además del nuevo tres estrellas y de los nuevos de dos, la edición 2017 de la guía roja incorpora 15 nuevos establecimientos al selecto club de la estrella Michelin. Cinco de ellos son catalanes: el Céleri (Barcelona) de Xavier Pellicer, Xerta (Barcelona), Ca l’Arpa (Banyoles), La Boscana (Bellvís) y L’Antic Molí (Ulldecona).

Tras el cierre del restaurante de Sergi Arola, con dos estrellas Michelin, la Comunidad de Madrid suma tres nuevos restaurantes con una. En la capital, A’Barra y Gaytán, y en la localidad serrana de Collado Mediano, El Invernadero del chef de la gastrobotánica Rodrigo de la Calle.

Además de los dos nuevos restaurantes con dos estrellas, la Comunidad Valenciana amplía su oferta estrellada con dos nuevos restaurantes de una: Raúl Resino (Benicarló) y Sents (Ontinyent), donde los hermanos Prieto juegan con influencias asiáticas y mexicanas.

También consiguen su primera estrella los restaurantes Cobo Vintage (Burgos), Noor (Córdoba), Baluarte (Soria) y dos restaurantes mallorquines: Adrián Quetglas (Palma) y Argos (Port de Pollença).

Tras la gran lluvia de estrellas de esta edición, España se queda con nueve restaurantes de tres estrellas y 23 de dos. Pero nunca llueve a gusto de todos y, de hecho, quienes se aventuraron a hacer pronósticos, se han vuelto a equivocar.

No han conseguido la tercera estrella Mugartiz (Rentería, Guipúzcoa), Aponiente (El Puerto de Santa María, Cádiz), Miramar (Llançà, Girona) o Santceloni (Madrid), y tampoco han conseguido la segunda Ricard Camarena (Valencia), Nerua (Bilbao) o Casa Solla (Poio, Pontevedra).

  Para Portugal, en cambio, ha sido un gran año. Il Gallo d’Oro (Funchal, Madeira) y The Yeatman (Vila Nova de Gaia, Porto), han conseguido su segunda estrella. Pero también hay siete nuevo restaurantes con una: Casa de Cháda Boa Nova (Leça da Palmeira), Alma (Lisboa), Loco (Lisboa), William (Madeira/Funchal), L’And Vineyards (Montemor-o-Novo), Antiqvvm (Porto) y Lab by Sergi Arola (Sintra).