Resultado de imagen de brexit

El máximo responsable de la patronal hotelera en la provincia de Santa Cruz de Tenerife señala que a esta edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2019) el sector "acude con incertidumbre" ante lo que va a pasar, sobre todo con el "brexit", pues las noticias que se van conociendo día a día no son positivas.

Esta situación, que Marichal califica de "impasse", provoca inestabilidad en el sector, porque "nadie sabe a qué atenerse".

Su receta para hacerle frente a esta situación es clara: "Seguir trabajando como siempre, de una manera profesional, intentando ganar competitividad, nunca perderla, esforzándose en el trato al cliente y apostando por la calidad y el valor añadido". Marichal está convencido de que "de esa manera", pase lo que pase, "siempre habrá gente que esté dispuesta a pagar para venir de vacaciones a Canarias".

El presidente de Ashotel se muestra orgulloso del trabajo realizado en los últimos años en este sentido, pues, según explica, ha permitido tener "un destino competitivo, que lo va seguir siendo", gracias a que se ha "aumentado muchísimo la experiencia turística" para los clientes y "el valor añadido tanto de las instalaciones hoteleras y extrahoteleras como del destino en general, a través de la oferta complementaria".

Jorge Marichal valora la política de promoción que lleva a cabo el Gobierno de Canarias, vía Promotur, junto a los diferentes cabildos y ayuntamientos, pues se generan sinergias y están dando buenos resultados. "De ello dan fe -dice- la cantidad de visitantes que hemos tenido en temporadas pasadas y los diferentes premios otorgados por organismos internacionales".

De ahí que se muestre satisfecho con que se haya resuelto "ese pequeño cisma" que había surgido entre algunos municipios y la Comunidad Autónoma a la hora de compartir espacio en Fitur.

En relación al número de visitantes registrado en los últimos años, el presidente de la patronal hotelera indica que siendo importante, "porque somos un destino que movemos volumen, y de eso también vivimos, pues hay muchas personas que trabajan en este sector", no es lo principal, como a veces se desprende del discurso de "muchos políticos, a los que solo parece interesarles el número de llegadas".

En su opinión hay que empezar a pensar en cuál es "el número de turistas que se puede atender de una manera eficiente y decente con las infraestructuras que tenemos y, sobre todo, a un precio razonable para lo que la importancia de este sector requiere para la sociedad canaria".

Igualmente insiste en que Canarias no puede entrar en una guerra de precios, ya que "esa carrera la tiene perdida hace mucho tiempo. Tenemos que enfocarnos mucho más -recalca- por la calidad, mucho más en el valor añadido, sin perder competitividad, lo que no significa tener que ser caros. Hay que buscar la calidad -apostilla- para que los turistas vean que pagando más también obtienen más".

Y esa calidad se consigue invirtiendo y renovando establecimientos, por un lado, algo que Marichal apunta se está haciendo y se debe seguir realizando, "no se puede cerrar nunca", y con inversión pública, de lo cual no está muy satisfecho.

"No han entendido de qué va la película , prueba de ello lo tenemos ahora mismo en los presupuestos generales del Estado, en los que se habla de que no hay una partida prácticamente para infraestructuras turísticas".